domingo, 9 de agosto de 2015

Baking, Strobing y Contouring. ¿Con cual me quedo?


En el maquillaje pocas técnicas son nuevas de verdad. La mayoría ya existían pero eran poco conocidas o bien se las llamaba de otra manera. De todas formas esto no quiere decir que no sean novedosas y útiles! Gracias al fenómeno de YOUTUBE y los Vlogs, con todas esas chicas recreando casi a la perfección los looks de las famosas, todas podemos tener acceso a esos secretos. Por supuesto el mercado no se queda atrás y en seguida comienza a hacer eco un nuevo nombre de alguna novedosa técnica de maquillaje generalmente asociada a alguna chica IT del momento.

Hoy vamos a aprender un poco sobre las que mas resuenan: Baking, Strobing y Contouring. ¿Sera que son incompatibles entre ellas y debo elegir cual usar hoy, o se las puede combinar? Veamos...


CONTOURING

Hagamos un repaso del contouring. Básicamente consiste en resaltar las facciones y corregir "defectos", basándonos en la ley del claro-oscuro. Lo podíamos realizar con distintos productos: correctores, modeladores en polvo, bases... Y su flamante embajadora es: Kim Kardashian.
Una técnica antigua pero bien recreada en esta época y que nos salva a mas de una en varias ocasiones. Un secreto de profesional realmente excelente, que no debería ser revocado por ninguna tendencia emergente. Si! soy una defensora del contouring, jaja! Es que es fantástico!
Es muy versátil, ya que dependiendo del producto que elijamos para hacerla se puede llevar tanto de día como de noche.
 Si quieres saber un poco mas visita: http://carogonzalez-makeup.blogspot.com.ar/2015/07/el-contour-perfecto-pasos-para-lograrlo.html



La imagen habla por si sola! 

BAKING

Si, BAKING! Pero no tiene nada que ver con la cocina. Es un nombre espantoso, lo se, jaja!
 En fin, consiste en una antigua técnica que permite disimular arrugas y poros abiertos, aplicando luego de la base y corrector una abundante capa de polvos traslucidos. Lo interesante es que esa capa de polvos debe dejarse actuar durante 10 a 30 minutos, para que con el calor de la piel logre fundirse. Luego hay que difuminar con una beauty blender o una brocha. Como verán, super simple, pero lleva bastante tiempo. De todas formas los resultados son buenos. El polvo junto a la base y al corrector actúan como "relleno" de las imperfecciones. 
Debido a la gran cantidad de producto que debe usarse y el tiempo que ocupa, yo no la recomendaría para todos los días. 



STROBING

Esta es, quizas, mi favorita. Sobre todo considerando los bellisimos iluminadores que existen hoy en el mercado. Realmente el acabado es muy femenino, seductor y elegante.
Consiste en resaltar la belleza del rostro con iluminacion en puntos estrategicos: parte alta de los pomulos, debajo de las cejas, arco de la nariz, contorno de labios, barbilla, lagrimal, escote... Es una delicadeza total. Los iluminadores pueden ser mate o satinados. En tonos vainilla, champagne, dorado, plata, rosados, o el que mas te guste! 
El iluminador capta la luz y la refleja, creando una piel fresca, con aspecto hidratado y muy sensual.




Ahora, ¿se puede combinar estas técnicas? Claro que si! Juntas, logran que el maquillaje este completo y crean una piel perfecta. En mi opinión profesional, DEBEN ir juntas en todo maquillaje. A excepción del baking que, repito, no la recomiendo para el día a día, aunque si para ocasiones especiales y como un secreto mas que todo maquillador profesional tiene que conocer.

Espero que les guste y les sirva esta info! Practiquen mucho y los veo la próxima con mas tips!

No hay comentarios:

Publicar un comentario